Jaime Pimentel.
Escultor axárquico

*Exposición para el Centro de Arte Contemporáneo de Vélez-Málaga.

Mi primer acercamiento a la obra de Jaime Pimentel fue, de manera inconsciente, como todo niño, subido a lomos del Burrito Platero en el Paseo del Parque de Málaga. Con el tiempo fui descubriendo su escultura monumental que me iba encontrando por distintos rincones, El Cenachero, Juan Breva, Monumento a la Mujer ‘Alcanzar una estrella’, Monumento El Jabegote ‘Homenaje a los hombres del mar’... posteriormente en la Universidad pude comprender mejor su obra y hasta el día de hoy, donde el privilegio de entrar a la casa y al taller de Pimentel, a conocer su trabajo de cerca, a descubrir las historias que se esconden detrás de esas esculturas...hace que esa comprensión se complete y tome una nueva dimensión.

 

La presente exposición, se muestra como una antológica a la obra de Jaime Pimentel, haciendo un recorrido por su trabajo con esculturas que van desde el pequeño formato hasta el monumental, donde podemos apreciar el virtuosismo y la delicadeza del escultor, con obras que investigan sobre la gravedad y el equilibrio, que las convierten en obras livianas a la vista, junto con otras de raíz más costumbrista. Así mismo, podemos apreciar el uso de distintos materiales, principalmente el bronce, pero también el barro o la piedra. La exposición se compone de 56 esculturas, distribuidas en seis grupos temáticos: Deportes (1964-1972), Apocalipsis (1972-1978), Génesis (1978-1981), Bustos, Mediterráneo (1980-) y Axarquía. Nos permite conocer de una manera cronológica y sistematizada su trabajo y evolución. Así como fotografías de obras que no podemos disponer de ellas, vendidas la mayoría en Estados Unidos donde pasó largos períodos haciendo bustos privados por encargo, además, de pasar por otros países como Noruega, donde estudia la técnica de la escultura con Anne Grimdalen, cuyo busto podemos ver en la exposición, estancias que nos hablan del carácter internacional del escultor.

 

El grueso de la exposición lo componen obras de pequeño formato en bronce, trabajadas de formas distintas y con diversas pátinas. Encontramos también, algunas obras realizas en barro o escayola, como la Dama Francesa o los Señores Sonneborg, bocetos que nos permiten conocer el trabajo previo que hay detrás de la escultura final. Así como las réplicas en resina a tamaño natural de esculturas monumentales como las de El Cenachero, La Niña de Benalmádena o El Borriquito Platero. En definitiva, una muestra que persigue sumergirnos en el universo Pimentel, conocer más de cerca su obra y su trabajo, y perdernos entre los huecos de las esculturas. 

 

Luis Reyes Hurtado
Comisario de la exposición